21 de diciembre de 2014

Idolatría?...Noooo, AMOR!

Había una señora muy humilde, que vendía verduras en la vecindad. cierto día, la tía Mary, así era conocida por toda la vecindad, fue a vender sus verduras en la casa de un señor y allí había perdido su rosario. Después de algunos días, la tía Mary volvió a la casa, y este señor llegó justo a burlarse de ella diciendo: - Usted ha perdido a Su Dios, Ella respondió: - yo? Perder a mi Dios? Nunca. Entonces él sacó el rosario y le dijo: - no es este Su Dios? - a lo que ella contesto, Gracias a Dios, el señor me ha regresado mi rosario. Muchas gracias. - Porque no cambia señora este cordón con cuentas por la Biblia? - preguntó Él. Y ella humildemente respondió: - Porque yo no sé leer, señor, y con el rosario, yo medito toda la palabra de Dios y la guardo en mi corazón. - Medita la palabra de Dios? Como es eso? Podría decirme como es eso - claro que sí - respondió la tía Mary, tomando el rosario le dijo: - Cuando yo tomo la Cruz, recuerdo que el hijo de Dios derramó Su Sangre en la cruz, para Salvar a la humanidad. Esta primera cuenta gorda me recuerda que hay un solo Dios omnipotente. Estas tres cuentas pequeñas me recuerdan las tres personas de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta cuenta gorda me recuerda la oración que Jesús mismo nos enseñó, que es el Padre Nuestro. El rosario tiene cinco misterios, que me recuerdan a las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo, cuando cargo la cruz. y cada misterio tiene diez ave maría, que me recuerdan a los diez mandamientos, que Dios mismo escribió en las Tablas de Moisés. El Rosario de Nuestra Señora tiene quince Misterios, que son: cinco Gozosos, cinco Dolorosos y cinco Gloriosos. Por la mañana, cuando me levanto para iniciar mi lucha del día a día, yo rezo los Misterios Gozosos, que me recuerdan el humilde hogar de MARÍA EN NAZARET. Al medio día, en mi cansancio y fatiga del trabajo, yo rezo los Misterios Dolorosos, que me recuerdan el duro camino que recorrió Jesucristo para llegar al Calvario. Cuando llega el final del día, con las luchas que aveces perdemos, yo rezo los Misterios Gloriosos, que me recuerdan que Jesús le ganó a la muerte para darnos la Salvación a toda la humanidad. Y Ahora, digame: ¿ dónde está la idolatría? Él, después de escuchar todo esto, dijo: - Yo NO LO SABÍA. Enseñame, tía Mary, a rezar el rosario.

 

20 de diciembre de 2014

LO ESTAS MALACOSTUMBRANDO A LOS BRAZOS...



 

...me afirmo el verdulero. Díselo a la naturaleza que lo ubico 9 meses cerca de mi corazón, 9 meses al compas de mi respiración, 9 meses en compañía de mi voz. Ella lo mal acostumbro primero, que sabiamente lleno mis pechos, para seguir siendo uno los dos.

Que te explique la naturaleza por que me sonríe cuando estoy mal y me estira los brazos loco de amor. ¿Qué lo estoy mal criando en brazos? cuando no me pide zapatos ni un auto de lujo, tan solo que lo tome, por besos a cambio.

No me niego a sus brazos, porque negarme seria reprimir el amor mas puro e incondicional, me pide brazos porque después de pasar casi un año tan unidos como jamás lo volveremos a estar, nuestro único consuelo es abrazarnos, para no extrañarnos tanto y amarnos mas y mas.

Después de todo, mas temprano que tarde aprenderá a caminar y todo esto será un hermoso recuerdo, de cuando una vez el fue bebe y mis brazos eran todo para el.

Así que señor verdulero, sin duda la naturaleza es mas sabia que ambos, lo que para usted es "mal acostumbrarlo a los brazos" ella le llama AMAR, ni los arboles sueltan sus frutos pequeños, los cargan, hasta que estén listos...

  
Bendiciones!!!

17 de diciembre de 2014

Carta de Jesús



Querido Amigo:
Hola, te amo mucho. Como sabrás, nos estamos acercando otra vez a la fecha en que festejan mi nacimiento.
El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor y me da la impresión que este año ocurrirá lo mismo. A fin de cuentas ¡llevan meses haciendo compras para la ocasión y casi todos los días han salido anuncios y avisos sobre lo poco que falta para que llegue!
La verdad es que se pasan de la raya, pero es agradable saber que por lo menos un día del año, piensan en mí. Ha transcurrido ya mucho tiempo cuando comprendían y agradecían de corazón lo mucho que hice por toda la humanidad.
Pero hoy en día, da la impresión de que la mayoría de la gente apenas si sabe por qué motivo se celebra mi cumpleaños.
Por otra parte, me gusta que la gente se reúna y lo pase bien y me alegra sobre todo que los niños se diviertan tanto; pero aún así, creo que la mayor parte no sabe bien de qué se trata. ¿No te parece?
Como lo que sucedió, por ejemplo, el año pasado: al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron una gran fiesta, pero ¿Puedes creer que ni siquiera me invitaron? ¡Imagínate! ¡Yo era el invitado de honor! ¡Pues se olvidaron por completo de mí!.
Resulta que habían estado preparándose para las fiestas durante dos meses y cuando llegó el gran día me dejaron al margen. Ya me ha pasado tantísimas veces que lo cierto es que no me sorprendió.
Aunque no me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido. Entré y me quedé en mi rincón. ¿Te imaginas que nadie advirtió siquiera mi presencia, ni se dieron cuenta de que yo estaba allí?
Estaban todos bebiendo, riendo y pasándolo en grande, cuando de pronto se presentó un hombre gordo vestido de rojo y barba blanca postiza, gritando: "¡jo, jo, jo!".
Parecía que había bebido más de la cuenta, pero se las arregló para avanzar a tropezones entre los presentes, mientras todos los felicitaban.
Cuando se sentó en un gran sillón, todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y diciendo: ¡Santa Clos! ¡Cómo si él hubiese sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!
Aguanté aquella "fiesta" hasta donde pude, pero al final tuve que irme. Caminando por la calle me sentí solitario y triste. Lo que más me asombra de cómo celebra la mayoría de la gente el día de mi cumpleaños es que en vez de hacer regalos a mí, ¡se obsequian cosas unos a otros! y para colmo, ¡casi siempre son objetos que ni siquiera les hacen falta!
Te voy a hacer una pregunta: ¿A tí no te parecería extraño que al llegar tu cumpleaños todos tus amigos decidieron celebrarlo haciéndose regalos unos a otros y no te dieran nada a tí? ¡Pues es lo que me pasa a mí cada año!
Una vez alguien me dijo: "Es que tú no eres como los demás, a ti no se te ve nunca; ¿Cómo es que te vamos a hacer regalos?". Ya te imaginarás lo que le respondí.
Yo siempre he dicho "Pues regala comida y ropa a los pobres, ayuda a quienes lo necesiten. Ve a visitar a los huérfanos, enfermos y a los que estén en prisión!".
Le dije: "Escucha bien, todo lo que regales a tus semejantes para aliviar su necesidad, ¡Lo contaré como si me lo hubieras dado a mí personalmente!" (Mateo 25,34-40).
Muchas personas en esta época en vez de pensar en regalar, hacen bazares o ventas de garaje, donde venden hasta lo que ni te imaginas con el fin de recaudar hasta el último centavo para sus nuevas compras de Navidad.
Y pensar todo el bien y felicidad que podrían llevar a las colonias marginadas, a los orfanatorios, asilos, penales o familiares de los presos.
Lamentablemente, cada año que pasa es peor. Llega mi cumpleaños y sólo piensan en las compras, en las fiestas y en las vacaciones y yo no pinto para nada en todo esto. Además cada año los regalos de Navidad, pinos y adornos son más sofisticados y más caros, se gastan verdaderas fortunas tratando con esto de impresionar a sus amistades.
Esto sucede inclusive en los templos. Y pensar que yo nací en un pesebre, rodeado de animales porque no había más.
Me agradaría muchísimo más nacer todos los días en el corazón de mis amigos y que me permitieran morar ahí para ayudarles cada día en todas sus dificultades, para que puedan palpar el gran amor que siento por todos; porque no sé si lo sepas, pero hace 2 mil años entregué mi vida para salvarte de la muerte y mostrarte el gran amor que te tengo.
Por eso lo que pido es que me dejes entrar en tu corazón. Llevo años tratando de entrar, pero hasta hoy no me has dejado. "Mira yo estoy llamando a la puerta, si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos". Confía en mí, abandónate en mí. Este será el mejor regalo que me puedas dar. Gracias
Tu amigo
Jesús


7 de diciembre de 2014

Adviento


II Dominggo de Adviento con Santa Teresa de Jesús
Fuente: Blog de Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

MENSAJERO Y MENSAJE

Dios ha venido instruyendo a su pueblo desde antiguo con diferentes mensajes y mensajeros, por boca de jueces y profetas, para preparar el corazón y así se halle dispuesto en el momento de la llegada del Mesías. Ha usado todas las formas posibles, desde el susurro al grito, desde la manifestación al ocultamiento, pero siempre con la intención de provocar la espera de la venida del Señor.

Este domingo, la liturgia de la Palabra es buen exponente de la pedagogía divina. Por un lado dice que se hable al corazón y por el otro que se grite. “Hablad al corazón de Jerusalén, gritadle” (Is 40, 2). En definitiva, se descubre el deseo de Dios de disponer a los suyos para el acontecimiento. “Una voz grita en el desierto: Preparadle el camino al Señor, allanad sus senderos” (Mc 1, 3).

Ante los mensajes reiterados, la disposición adecuada no es otra que acoger y escuchar, como indica el salmista: “Voy a escuchar lo que dice el Señor: «Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos»” (Sal 84).

La actitud pertinente, por la que se detecta la coherencia entre el deseo y la vida diaria, es la paz interior, de ahí el consejo: “Mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con Él” (1Pe 3, 14).

TIEMPO DE PAZ

Los preparativos más acordes con la Navidad son los que conducen a la paz interior y a la paz comunitaria y social. Santa Teresa la recomienda. “¡Paz, paz!, hermanas mías, dijo el Señor, y amonestó a sus Apóstoles tantas veces. Pues creeme, que si no la tenemos y procuramos en nuestra casa, no la hallaremos en los extraños” (Moradas II, 9).

La paz del alma es compatible con el sufrimiento, pero si es de Dios se permanece anclado en la certeza de que de Dios es. “Tienen también estas almas un gran gozo interior cuando son perseguidas, con mucha más paz que lo que queda dicho, y sin ninguna enemistad con los que las hacen mal o desean hacer; antes les cobran amor particular” (Moradas VII, 3, 5).

Es tiempo de lucha y combate y no de un pacifismo mal entendido. ¡Cuánto cuesta mantener la paz en tiempos de inclemencia! Pero es justo el momento de saber que la paz es de Dios. “¡Oh Jesús! Y ¡quién supiera las muchas cosas de la Escritura que debe haber para dar a entender esta paz del alma! Dios mío, pues veis lo que nos importa, haced que quieran los cristianos buscarla, y a los que la habéis dado, no se le quitéis, por vuestra misericordia; que, en fin, hasta que les deis la verdadera, y las llevéis adonde no se puede acabar, siempre se ha de vivir con temor” (Moradas VII, 3,13).
 
 

Oración de contemplación


 

¿Con qué puedo compararme, Señor?
con los pajaritos sin plumas en el nido;
si el padre y la madre no les dan su alimento,
mueren de hambre.
Así mi alma, Señor, sin Ti
no tiene apoyo, no puede vivir.
¿Con qué me compararé, Señor?
Con un pequeño grano de trigo, sepultado en tierra.
si el rocío no lo alimenta
y el sol no lo calienta
el grano se marchita y muere.
Pero si Tú lo regalas
con la dulzura del rocío y el calor de tu Sol,
de la pequeña semilla
plena de linfa y de vigor
brotarán raíces
y germinará un tallo fuerte
y abundante de frutos.
¿Con qué me compararé, Señor?
Con una rosa cortada
que al instante se marchita
y pierde su aroma,
pero unida a su tallo
permanece fresca y brillante,
intacta en su aroma.
¡Guárdame en Ti, Señor,
y comunícame tu Vida!
¿Con qué Te compararé, Señor?
Con la paloma que proporciona alimento a sus pequeños,
con una tierna madre
que alimenta a su criatura.
 

29 de noviembre de 2014

Medjugorje...Ella todavía sigue allí...


La Virgen lleva casi 33 años apareciéndose en Medjugorje y ha dicho que estamos viviendo en un tiempo de gracia, el cual debemos aprovechar y pedir la gracia de la curación de nuestro corazón a Dios.
Afirma, además, que “son las últimas apariciones suyas para la humanidad”. Quizás por ello son tan largas y continuas.


 

Medjugorge...María nos sigue llamando a oírla!

Este Lunes 23 de septiembre cerca de las 9pm, en la casa en que vivió Vicka Ivankovic, la vidente de Medjugorje, durante su niñez, comenzó a iluminarse una estatua de la Virgen María.

Esto ha sido el centro de atención en Medjugorje y cientos de peregrinos han llegado a la casa de Vicka para ver la estatua de la Virgen que desprende luz. Todos quedan impresionados y sin palabras después de ver la estatua iluminada sin explicación alguna.


 
 

22 de noviembre de 2014

La anciana y sus semillas

Un hombre tomaba cada día el autobús para ir al trabajo. Una parada después, una anciana subía al autobús y se sentaba al lado de la ventana. La anciana abría una bolsa y durante todo el trayecto, iba tirando algo por la ventana. Siempre hacía lo mismo y un día, intrigado, el hombre le preguntó qué era lo que tiraba por la ventana.
- ¡Son semillas! - le dijo la anciana.
- ¿Semillas? ¿Semillas de qué?
- De flores, es que miro afuera y está todo vacío... Me gustaría poder viajar viendo flores durante todo el camino. ¿Verdad que sería bonito?.
- Pero las semillas caen encima del asfalto, las aplastan los coches, se las comen los pájaros... ¿Cree que sus semillas germinarán al lado del camino?
- Seguro que sí. Aunque algunas se pierdan, algunas acabarán en la cuneta y, con el tiempo, brotarán.
- Pero... Tardarán en crecer, necesitan agua...
- Yo hago lo que puedo hacer. ¡Ya vendrán los días de lluvia!

 La anciana siguió con su trabajo... Y el hombre bajó del autobús para ir a trabajar, pensando que la anciana había perdido un poco la cabeza. Unos meses después... yendo al trabajo, el hombre, al mirar por la ventana, vio todo el camino lleno de flores... ¡Todo lo que veía era un colorido y florido paisaje! Se acordó de la anciana, pero hacía días que no la había visto. Preguntó al conductor:
- ¿Qué hay de la anciana de las semillas?
- Pues, ya hace un mes que murió.
El hombre volvió a su asiento y siguió mirando el paisaje. - "Las flores han brotado, se dijo, pero ¿de qué le ha servido su trabajo?. No ha podido ver su obra". De repente, oyó la risa de una niña pequeña que señalaba entusiasmada las flores... ¡Mira papá! ¡Mira cuantas flores! ¿Verdad que no hace falta explicar mucho el sentido de esta historia? La anciana de nuestra historia había hecho su trabajo y dejó su herencia a todos los que la pudieran recibir, a todos los que pudieran contemplarla y ser más felices. Dicen que aquel hombre, desde aquel día, hace el viaje de casa al trabajo con una bolsa de semillas. Está reflexión está dedicada a todos aquellos maestros, educadores,catequistas, profesionales de la enseñanza, que, hoy, más que nunca, no pueden ver cómo crecen las semillas plantadas, las esperanzas sembradas en el corazón, sobretodo, de los adolescentes que llenan sus clases. Y como los padres son, o deberían ser, los grandes educadores, también está dedicada a ellos. Porque... Educar es enseñar caminos. 


 

20 de noviembre de 2014

Cuando estemos viejos...

Cuando estemos viejos y se nos achique el paisaje en los ojos. Y el sol del invierno se nos ponga flojo, y nos cachetee la cara el espejo. Cuando estemos viejos y tiemblen mis manos al tomar las tuyas. Y nos falte el llanto, la risa y la bulla, de estos tres diablillos que ya estarán lejos. Cuando estemos viejos... cuando estemos solos... cuando no haya nada y nos duela todo. Cuando sólo exista la casa vacía y anden en silencio tu sombra y la mía. Nos querremos tanto que nuestro cariño llenará la ausencia de estos tres diablillos. Cuando estemos viejos yo te lo prometo compañera mía, serán nuestros años plenos de dulzura, serán nuestras horas llenas de alegria. Andaremos juntos, viejitos inquietos, las cuatro estaciones de un mundo de nietos Y verás, mi vida, que miente el espejo pues seremos novios cuando estemos viejos... y seremos novios... cuando estemos viejos...

 

17 de noviembre de 2014

Si el Señor...

 


Si el Señor hubiera (¿hubiera?) tenido que predicar este Evangelio al mundo actual, al hombre de hoy, a nuestro entorno, a nosotros mismos, seguramente el libre y grácil fluir de sus gestos y verbas se hubiera (¿se hubiera?) atascado con escollos, con mil escollos, con que el oyente interlocutor interceptaría —e interrumpiría— la parábola. Y no una vez, sino mil.
Muy de entrada, con los primeros bellos compases sinfónicos nomás —un Amo llamó a sus siervos y les confío sus bienes— saltaría la molesta y chirriante voz del valentón y engreído enano matón: ¡objeción, su señoría! ¿Qué es eso de “Amo”? ¡Qué amo ni amo! Esa es una visión de Dios imperialista y patriarcal, despótica y dominante! El dios genuino es un tipo macanudo, un tipo fenómeno, un amigazo incapaz de matar una mosca; mucho menos, de ponerse en amo y señor… ¿Y qué es eso de “sus” bienes? ¿Eh? ¿Sus? ¡Qué sus ni sus! ¡Son nuestros bienes! Todo cuanto somos y tenemos (aunque reconozcamos que son re-ga-lo de Dios) justamente por eso mismo son nuestros, no suyos. ¡Por favor! ¡De dónde sacaron a este parabolero de cuentos medievalistas!

Pero el Señor, haciendo caso omiso, procurará avanzar: a uno le dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno. ¡Objeción!!! —gritará con amanerada estridencia y estirado índice, el defensor de El Hombre y de Lo Humano—. ¿Usted nos está tomando el pelo? ¿Qué dios es ese incapaz de una justicia tan elemental y básica como lo es dar a todos por igual? ¡Usted está haciendo apología de la desigualdad, usted vindica la discriminación, —y con timbre creciente en volumen y agudeza—: ¡usted, en nombre de la religión, humilla al intocable Hombre-Sabio-Sabio sembrando diferencias entre ellos! ¡Cuando nuestro mayor honor, nuestra máxima dignidad consiste justamente en que somos todos iguales! ¡Iguales entre nosotros e iguales ante dios!

Pero una vez más, el Señor, como pasando entre medio de los chirridos, avanzará hidalgo con su parábola: el que recibió cinco devolvió diez y el Amo dijo a su esclavo: has hecho bien, has hecho lo que te correspondía, siervo fiel en lo poco… ¡OBJECIÓNNNN!!!! ¡Esto sí que es un atropello, un abuso, un crimen de lesa humanidad! ¡No sólo no alcanza devolver lo mismo recibido, sino que doblándole el patrimonio al patrón explotador, de éste no sólo no recibe una comisión (¡ni una miserable comisión!!!) sino que tiene que aguantar el cínico y lacónico comentario de que no hizo más que lo que le correspondía hacer! ¡Esto es monstruoso!

Con Voz calma, agregará el Señor: y al que recibió uno solo y lo devolvió tal cual lo recibió será retado severamente y expulsado afuera. Cual gastadas pastillas de freno de micro destartalado espetará el insufrible enano: ¿retado y expulsado? ¿Y a “eso” llaman después misericordia, eh? Peroporfavor! ¿Y ese es un dios inclusivo, un dios que no deja afuera a nadie, que no juzga a nadie y lo perdona todo? ¡Perdona deudas millonarias y no va a “perdonar” que se le devuelva el monto exacto recibido inicialmente! ¿De dónde sacaron a este embaucador, vendedor de dioses obsoletos y perimidos? ¡No me interesa escucharte más! ¡Sáquenlo de aquí!

Y la Voz calma rematará: y allí afuera habrá gritos y rechinar de dientes.
Un discípulo sentado delante de todo, osó tímidamente hacerle la pregunta: Maestro, ¿qué es eso del rechinar de dientes? A lo cual el Señor, extendiendo su inmenso Brazo hacia el enano chirrión, responderá: ¿acaso no lo han escuchado desde que inicié mi parábola?
 

Hay que saber mirar eh? jaja!

13 de noviembre de 2014

Desde Medjugorje

"Soy una Madre que los comprende. He vivido su vida y he experimentado sus sufrimientos y alegrías. Ustedes que viven el dolor, comprenden mi dolor y sufrimiento por aquellos hijos míos que no permiten que los ilumine la luz de mi Hijo, por mis hijos que viven en la oscuridad. Por eso los necesito a ustedes, a ustedes que han sido iluminados por la luz y que han comprendido la verdad". Mensaje 2/11/2014

 

Bendiciones!

Estás ahí por mí...






 Hoy te quiero contar Jesús Amigo, que contigo estoy feliz
Si tengo tu amistad lo tengo todo, pues estas dentro de mí
Después de comulgar me haces como Tú, me llenas con tu paz.
En cada pedacito de este Pan, completo estas y así te das.
Estas ahí por mí, porque conoces, que sin ti pequeño soy;
De ahora en adelante, nada nos separará, ya lo veras.

Ven conmigo a todas partes...



Bendiciones!!!

7 de noviembre de 2014

Madre mía...


El beso de Mamá...


 

Recibamos todos hoy el beso de la Madre, la misma que el mismo Dios escogió para venir al mundo a salvarnos.
Que rico madre mia!!!


Aleluya! Bendiciones!!!

6 de noviembre de 2014

El amor...

Mucho hemos escuchado del amor. Es de esas realidades que experimentamos en la vida, y al mismo tiempo tenemos dificultad de explicar. Lo describimos como un sentimiento maravilloso, un movimiento que sacude al corazón, una sensación general de no sé qué… todo esto es cierto. Pero hay más.
El AMOR, en el fondo, es una DECISIÓN voluntaria. Es un esfuerzo que escoge amar. Por eso la Madre Teresa repetía con insistencia que el amor, para que sea auténtico, debe costarnos. Es precisamente cuando nos cuesta que comenzamos a amar de verdad. La imagen es muy sugestiva: no se puede subir en la escala del amor, del corazón, sin un ejercicio constante que nos fortalezca en el amor.
 
Es así que el AMOR es el motor que nos lleva a darnos por completo a Dios. Un amor que se comprueba real hasta que duele, porque si duele es buena señal. De lo contrario, nuestro amor es como un castillo de arena acechado constantemente por la marea de nuestro egoísmo y sensualidad, que más temprano que tarde se desmorona.
Hoy que tengas tu momento de oración pídele a Dios que te enseñe a amar de verdad, que te permita elegir siempre el camino del amor, aun en medio del dolor, para perseverar por el buen camino de la fe que conduce al ABANDONO.

Benciciones!!!

3 de noviembre de 2014

San Martín de Porres





Nació en la ciudad de Lima, Perú, el día 9 de diciembre del año 1579. Fue hijo de Juan de Porres, caballero español de la Orden de Calatrava, y de Ana Velásquez, negra libre panameña.

Martín es bautizado en la iglesia de San Sebastián, donde años más tarde Santa Rosa de Lima también lo fuera.
Son misteriosos los caminos del Señor: no fue sino un santo quien lo confirmó en la fe de sus padres. Fue Santo Toribio de Mogrovejo, primer arzobispo de Lima, quien hizo descender el Espíritu sobre su moreno corazón, corazón que el Señor fue haciendo manso y humilde como el de su Madre.
A los doce Martín entró de aprendiz de peluquero, y asistente de un dentista. La fama de su santidad corre de boca en boca por la ciudad de Lima.
Martín conoció al Fraile Juan de Lorenzana, famoso dominico como teólogo y hombre de virtudes, quien lo invita a entrar en el Convento de Nuestra Señora del Rosario.
Las leyes de aquel entonces le impedían ser religioso por el color y por la raza, por lo que Martín de Porres ingresó como Donado, pero él se entrega a Dios y su vida está presidida por el servicio, la humildad, la obediencia y un amor sin medida.
San Martín tiene un sueño que Dios le desbarata: "Pasar desapercibido y ser el último". Su anhelo más profundo siempre es de seguir a Jesús. Se le confía la limpieza de la casa; por lo que la escoba será, con la cruz, la gran compañera de su vida.
Sirve y atiende a todos, pero no es comprendido por todos. Un día cortaba el pelo a un estudiante: éste molesto ante la mejor sonrisa de Fray Martín, no duda en insultarlo: ¡Perro mulato! ¡Hipócrita! La respuesta fue una generosa sonrisa.
San Martín llevaba ya dos años en el convento, y hacía seis que no veía a su padre, éste lo visita y… después de dialogar con el P. Provincial, éste y el Consejo Conventual deciden que Fray Martín se convierta en hermano cooperador.
El 2 de junio de 1603 se consagra a Dios por su profesión religiosa. El P. Fernando Aragonés testificará: "Se ejercitaba en la caridad día y noche, curando enfermos, dando limosna a españoles, indios y negros, a todos quería, amaba y curaba con singular amor". La portería del convento es un reguero de soldados humildes, indios, mulatos, y negros; él solía repetir: "No hay gusto mayor que dar a los pobres".
Su hermana Juana tenía buena posición social, por lo que, en una finca de ella, daba cobijo a enfermos y pobres. Y en su patio acoge a perros, gatos y ratones.
Pronto la virtud del moreno dejó de ser un secreto. Su servicio como enfermero se extendía desde sus hermanos dominicos hasta las personas más abandonadas que podía encontrar en la calle. Su humildad fue probada en el dolor de la injuria, incluso de parte de algunos religiosos dominicos. Incomprensión y envidias: camino de contradicciones que fue asemejando al mulato a su Reconciliador.
Los religiosos de la Ciudad Virreinal van de sorpresa en sorpresa, por lo que el Superior le prohíbe realizar nada extraordinario sin su consentimiento. Un día, cuando regresaba al Convento, un albañil le grita al caer del andamio; el Santo le hace señas y corre a pedir permiso al superior, éste y el interesado quedan cautivados por su docilidad.
Cuando vio que se acercaba el momento feliz de ir a gozar de la presencia de Dios, pidió a los religiosos que le rodeaban que entonasen el Credo. Mientras lo cantaban, entregó su alma a Dios. Era el 3 de noviembre de 1639.
Su muerte causó profunda conmoción en la ciudad. Había sido el hermano y enfermero de todos, singularmente de los más pobres. Todos se disputaban por conseguir alguna reliquia. Toda la ciudad le dio el último adiós.
Su culto se ha extendido prodigiosamente. Gregorio XVI lo declaró Beato en 1837. Fue canonizado por Juan XXIII en 1962. Recordaba el Papa, en la homilía de la canonización, las devociones en que se había distinguido el nuevo Santo: su profunda humildad que le hacía considerar a todos superiores a él, su celo apostólico, y sus continuos desvelos por atender a enfermos y necesitados, lo que le valió, por parte de todo el pueblo, el hermoso apelativo de "Martín de la caridad".

Oh! hermosas esposas de Cristo...

Benditas sean! como las quiero!


Ruega por nosotros Sta.Teresa!

Dios sabe lo que es mejor...



Parece que a veces todo se destruye alrededor,
lloramos, vemos llorar a los hijos o a las hijas...
pero el Señor sabe qué es lo mejor,
sabe porqué deben ocurrir ciertas cosas.
y todo lo prepara para nuestro bien.
Confiemos!!!
Amén!
Bendiciones!

2 de noviembre de 2014

31 de octubre de 2014

Por si alguien quiere saber cómo comenzó la historia de Papá Noel o Santa Claus

La verdadera historia de Santa Claus
Rescatar del dominio de los comerciantes todo lo que realmente nos pertenece como católicos

Por: Blanca Arias de Anda | Fuente: Catholic.net



Comenzamos ya el mes de Diciembre, y poco a poco las casas van mostrando sus variados adornos y luces multicolor, por supuesto es una fiesta importantísima sin duda, Navidad es la fiesta del amor hecho hombre y de la generosidad en el compartir de los bienes del mismo modo que Dios comparte con nosotros la naturaleza humana.

Cada año, los católicos enfrentamos una lucha por rescatar a Jesús de entre tantas “Fiestas, comidas, regalos, adornos, compromisos etc.”

Sin embargo creo que también debemos esforzarnos por rescatar del dominio de los comerciantes todo lo que realmente nos pertenece como católicos, en especial me quiero referir a la tan maltratada imagen de Santa Claus. Si, leyó usted bien, y tal vez le sorprenda esta inquietud mía, la verdad es que he escuchado a más de un católico, refiriéndose a Santa Claus como el ”gordito de barbas blancas”, ocupando el lugar de quien la misma Iglesia se encarga de ponernos como ejemplo de devoción a Jesús Niño, de paciencia, fe en la persecución y sobre todo generosidad. Si, nuestro maltrecho Santa Claus no es otro más que San Nicolás de Bari.

Desdichadamente los católicos nos hemos dejado robar de la mercadotecnia que, con tal de vender en estas fechas, ha sido capaz de inventar a través de los años malformaciones tales como los duendes, el taller de juguetes, el simpático reno Rodolfo, y hasta la misma Sra. Claus. Bueno, eso es lo que nos venden las miles de promociones y películas de temporada.

A continuación una breve reseña de su vida y del porqué se ha desvinculado de la Navidad, le invito a leer este artículo... y después... saque usted sus conclusiones.

San Nicolás de Bari nació en el año 310 después de Cristo, en un tiempo de persecución, donde la enseñanza de la doctrina de Jesús suponía estar en Contra del Imperio Romano. Por lo alejado de la época es difícil saber con exactitud su nacionalidad Países como Rusia, Turquía y en general medio Oriente se atribuyen este privilegio. Los padres de Nicolás que eran gente adinerada habían inculcado en su hijo el espíritu de generosidad entre otras virtudes, de modo que en una ocasión cambió a su caballo por un esclavo en una subasta para regalarle su libertad, lo que provocaba la burla entre los paganos y falta de respeto entre los Cristianos, todas las caridades las hacía en nombre de Jesús y con su ejemplo muchos se convertían a Cristo. Siendo aún muy Joven mueren sus padres y comienza a dar a manos llenas entre los mas necesitados; al llamarle la atención su administrador, San Nicolás, responde que si sólo ha dado la tercera parte de su herencia se preocuparía por dales más.

Se cuenta que en una ocasión supo de tres jovencitas que pretendían casarse pero su padre no podía pagar la dote correspondiente. Al saberlo Nicolás (pretendiendo realizar la caridad sin ser visto), dejó caer por la chimenea unas monedas de oro que coincidentemente cayeron en unas medias de lana que las jóvenes habían dejado secando (por eso se cuelgan las medias tejidas que sirven para que ahí nos deje a nosotros los regalos que el niño Jesús nos manda desde el cielo, y por eso es el mito de que no puede ser visto por los que recibirán el regalo). Así, es conocido como el patrono de las parejas que desean tener un buen matrimonio y como protector de las familias en problemas económicos. En algunos países su imagen aparece con tres monedas de oro en las manos.

En esos tiempos era emperador Diocleciano quien ordena a Cesar Galerio acabar con los cristianos con toda la fuerza. Es en esta época que San Nicolás es nombrado Obispo de Myra Turquía (de ahí el color rojo de su vestimenta).

A pesar de vivir la feroz persecución Nicolás no perdía su sentido del humor y su alegría especialmente al platicar con los niños acerca del Nacimiento de Jesús en quién ponía toda su Esperanza (de ahí el amor a los niños y el típico Jo, Jo, Jo).

En una de las persecuciones fue aprehendido y encarcelado por casi 30 años, aún desde la cárcel se sacrifica y ora por su Iglesia, a pesar que los soldados romanos se burlaban de Él diciéndole que ya se había acabado la fe en Cristo.

Al convertirse al cristianismo el emperador de Roma, Constantino, hijo de Santa Elena, el Obispo Nicolás fue liberado, ya anciano con el pelo largo y la barba blanca, y convencido que era el único creyente que quedaba, regresa a su ciudad dispuesto a empezar otra vez la Iglesia de Cristo.

Su sorpresa fue grande cuando llegando al lugar observa la Catedral que había sido reconstruida y en ella los Cristianos entonaban el cántico Adestae Fidelis ya que estaban celebrando la fiesta de Navidad (por eso la relación de Navidad con la llegada de San Nicolás).

Se dice que asistió al Concilio de Nicea (325 dC) también que sofocó un motín en Taifalea, Frigia. Y que sostuvo con su dinero y con su fe a su pueblo y a ciudades como Patara y Lycia de Kalamaky que vivían hambrunas.

Uno de los milagros más sorprendente es el de haber resucitado por su intercesión a tres niños que habían caído de un árbol y muerto al instante. Motivo por el cual también se le representa con tres niños a su lado. A pesar de ser anciano, seguía viajando, evangelizando y entregando juguetes a los niños para recordar a todos que en Navidad recibimos el mejor de los regalos a través de Cristo, la esperanza de la salvación Eterna.

Sus restos descansan en la Basílica de San Nicolás, en Bari Italia, desde el siglo XI (1087) y a falta de precisión de su fecha de paso a la vida eterna lo veneramos (o deberíamos) el 6 de Diciembre.

Otra de las formas en las que se representa su imagen en Holanda, es con un barco en las manos ya que por su mediación se salvo un barco de zozobrar en la tormenta.

La imagen que conocemos actualmente del clásico Santa Claus, fue modificada por el inmigrante Alemán recién llegado a Nueva York el protestante Thomas Nast quien lo ilustra para el semanario “Harper” en 1864 mostrándolo con el traje rojo las botas, un gran saco de juguetes y entrando en una chimenea.

Por ser uno de los primeros santos de nuestra Iglesia su nombre se ha modificado con los siglos del vocablo Sajón Saint Nickleaus, a santa Claus.

Espero que el conocer este artículo le impulse a conocer más de cerca de este gran Santo, ejemplo de virtudes que tanta falta le hacen a esta temporada Navideña y dar a conocer a nuestros niños y jóvenes a San Nicolás, el verdadero Santa Claus.

Dejá tu comentario, muchas gracias!
Bendiciones!

SEAMOS LUZ


Los cristianos debemos no solo desenmascarar el mal sino ser además luz en las tinieblas. Debemos abogar por el retorno a la verdadera celebración de la Fiesta de Todos los Santos que comienza en la noche del 31 de octubre. En la liturgia de esa noche, San Pablo nos enseña que los santos están con nosotros:
Vosotros, en cambio, os habéis acercado al monte Sión, a la ciudad de Dios vivo, la Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles, reunión solemne y asamblea de los primogénitos inscritos en los cielos, y a Dios, juez universal, y a los espíritus de los justos llegados ya a su consumación.
-Hebreos 12,22-24

Debemos celebrar gozosamente esta realidad. Se pueden hacer muchas celebraciones en torno a los santos. Los niños se pueden disfrazar de un santo favorito y aprenderse su vida, especialmente sus virtudes, con el fin de imitarlas. Los mayores pueden leer sobre los santos, tener una fiesta en honor a un santo favorito de la comunidad o de la familia.
Tradicionalmente en España y en algunas comunidadse de Latino América, solía irse de puerta en puerta cantando, tocando instrumentos musicales y pidiendo dinero para celebrar misas para las ánimas del Purgatorio.
La Fiesta de Todos los Santos es una invitación a ser nosotros también santos. Las vidas maravillosas de los santos nos ayudan a vivir más perfectamente el Evangelio. Encontramos en ellos grandes amigos que intercederán desde el cielo por nuestra salvación.


 

Advertencia...



Hermanos en Cristo, no nos dejemos engañar por el demonio.
Es muy sutil para todo, y nos va a hacer pensar que no es nada,
que es una tontería, que todos festejan y por qué yo no?
Disfrazarnos? que tienen de malo?...yo soy católico pero eso de halloween 
es divertido, no hago mal a nadie...etc.etc.
No nos metamos en la oscuridad sin darnos cuenta.
Nuestra meta es ser "luz del mundo"
HALLOWEEN ES UNA DISTORSION DE  LO QUE FUE
ALL HALLO'S EVE, VISPERA DE TODOS LOS SANTOS.

Bendiciones!


Atención! Importante!



Dejá tu comentario, muchas gracias!

Dulce, me pareció una ternura...

30 de octubre de 2014

Dame Señor...

Dame tu corazón Señor.. Dejame ver en tu interior para ser cambiado por tu amor.. Dame tu corazón....
Dame lo que necesito para ser como Tú.
Dame tu voz, dame tu aliento..toma mi tiempo es para Tí, dame el camino que debo seguir..dame tus sueños, tus anhelos.. tus pensamientos, tus sentir..dame tu vida para vivir... Señor!!! Dame tus ojos quiero ver..dame tu parecer...

Como María Señor, como María...
Amén!

María y el niño Jesús

Medita

29 de octubre de 2014

Medjugorje

Mensaje de la Virgen, Reina de la Paz, 25/06/2014:
"Hijos míos, orad, orad, orad y en la oración descubriréis la sabiduría del vivir"


 aaa

Escuchemos a María! nos habla todos los meses!
Bendita sea! Amén! Aleluya!

El número 7 en la Biblia

El número 7 tiene el simbolismo más conocido de todos.
El numero 7, representa la Divinidad, lo completo y perfecto. Es el número que para los judíos les significaba lo sagrado de Dios.
Pedro pregunto ¿Hasta siete? Porque era el número de la perfección(Mat. 18:21).
Este número es el que describe el orden en la vida del hombre en todas sus acciones porque toma en cuenta a Dios. La creación fue terminada en Siete días. (Gen. 2:2)
El siete era usado para referirse al séptimo día conocido como el día de reposo (Exo. 20:8)
Siete días duraba la fiesta de la pascua (Exo. 12:15); Siete semanas era el periodo largo para las fiesta conocida como “la fiesta de las semanas” (Lev. 23:15)
La Palabra de Dios es descrita como plata refinada en horno de tierra, purificada por fuego “siete veces” (Salmos 12:6)
Muchos de los ritos para la purificación tenían que hacerse siete veces (Lev 14, 15, 25)
Naamán el sirio tenía que lavarse en el río Jordán siete veces para quedar libre de lepra. (2 Reyes 5:10)
Son siete las virtudes del Espíritu Santo que el profeta Isaías usa para referirse al Espíritu de Dios que iba a estar en Jesús. (Isa. 11:2-3)
Los judíos daban especial atención a las profecías de Daniel respecto a las “setenta semanas” (Dan. 9:24)
El apóstol Juan, escribió a siete iglesias en Asia (Apo. 1:12) Y en uno de sus mensajes, se refirió a Cristo como quien tiene en su mano las siete iglesias para dar confianza y animo a la iglesia misma en medio de gran tribulación. (Apo. 1:16)
En esta tribulación que la iglesia atravesaba en el primer siglo, son siete los ángeles que pronuncian juicio contra los enemigos de Cristo y de la iglesia por medio de siete trompetas (Apo. 8:2)
El Apocalipsis es el que más lo emplea: 54 veces para describir simbólicamente las realidades divinas: las 7 Iglesia del Asia, los 7 espíritus del trono de Dios, las 7 trompetas, los 7 candeleros, los 7 cuernos, etc.
La tradición cristiana continuó este simbolismo del 7, y por eso fijó en 7 los sacramentos, los dones del Espíritu Santo, las virtudes.


 

Intervalos en la oración...




"Debo advertirte que en la oración, es necesario hacer pausas e intervalos, imitando en cierto modo a los remeros, quienes después de haber dado con el remo un impulso para dar movimiento a la nave, se detienen un poco y dejan hacer al mar el resto. De tal manera es necesario hablar a Dios para disfrutar del mismo Dios". (Beata Ma. Magdalena de la Encarnación)

Dejá tu comentario, gracias! Bendiciones!!!



Mundo globalizado, sociedad de consumo...

"El mundo globalizado, la sociedad del consumo, las corrientes de pensamiento cada vez más diversas y opuestas a Dios, sumen a la persona en un torbellino de ideas en contraposición, las cuales terminan hundiendo a la persona en un mar de confusión. Hoy más que nunca el discípulo de Jesús necesita estar continuamente renovando y reafirmando su fe.

El creyente de hoy necesita estar seguro de su fe y saber establecer el limite entre lo humano y lo divino. El discípulo de Jesús ha de tener la firmeza para saber separar entre lo humano y lo divino, siendo capaz de agradar a Dios con su existencia cotidiana y siendo a la vez un ciudadano integro y cumplidor de sus deberes".


Si negamos nuestra ayuda...



"Dios quiere la salvación de todos sin distinción, y cuando nos coloca a nosotros en una situación privilegiada frente a los demás, lo hace con la intención que actuemos como administradores de los dones recibidos, redimiendo el sufrimiento de los que han quedado en condición desfavorable, independiente de las causas que originaron su situación. Si no seguimos el mandamiento del amor de Dios, es signo de volvernos a los ídolos y por tanto, nuestra actitud es reprochable frente a Dios y los hombres. Dios siempre está al lado de los más necesitados y si nosotros negamos la ayuda a esos amados por Dios, Él la dará por otras manos".


Deja tu comentario, muchas gracias!

La santidad



Hagamos el camino, nuestro camino de santidad de la mano de Jesús!
Bendiciones! Gloria a Dios!

Dejá tu experiencia, gracias!

Escuchemos...la llamada de Dios




Puede ser un susurro, pero el Señor va a insistir...claro, tú eres libre, El no te presiona para elegir. No dejes pasar este momento tan maravilloso de pertenecerle sólo a El! Si te llama, contra viento y marea...responde!!!

28 de octubre de 2014

El helecho y el bambú

Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.
-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.
-Mira a tu alrededor, me respondió, ¿ves el helecho y el bambú?
-Sí, respondí.
-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.
-En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el quinto año un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.
-El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.
-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? Le dijo el anciano y continuó…
-El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.
-Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida, le dijo el anciano y continuó…
-La felicidad te mantiene dulce. Los intentos te mantienen fuerte. Las penas te mantienen humano. Las caídas te mantienen humilde. 

 
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…
Anónimo


Dejá tu comentario, gracias! Bendiciones!

27 de octubre de 2014

Dios, santifícanos con tu Espíritu!

Espíritu Santo, Dios de infinita caridad,
dame tu Santo Amor, 
de infinita pureza,
y santifica mi alma!
Amén!

 

Místico y razonable?


 

A primera vista, a nadie se le antoja que místico sea una persona razonable… o bien que una persona muy razonable, vaya a ser mística. Juan de la Cruz, místico, maestro de espíritu y letras y poeta inmenso, viene a decir que sí, que lo místico y lo razonable están muy unidos. Y que la «sabiduría mística» lleva al amor, al tiempo que libra de ignorancias.
Juan habla de «obras misteriosas», porque misteriosos son los caminos del espíritu y misterio es Dios, término amado del camino. Y se descubre a sí mismo, y a cada ser humano, en Dios. Cada persona –dirá en Cántico– «tiene su vida en Dios» y forma parte de ese misterio insondable de amor que Él es.
Explica, también, que la fe y el amor, cuando son auténticos, abren una fuente de sabiduría que ilumina la vida y por eso dice: «La sabiduría mística (la cual es por amor…) no ha menester distintamente entenderse para hacer efecto de amor y afición en el alma, porque es a modo de la fe, en la cual amamos a Dios sin entenderle». Pero eso no significa –dice– que se pueda prescindir de la razón para vivir y crecer en el Espíritu, para sumergirse en el misterio.
Va a insistir en lo que importa avanzar, no quedarse atrapado o enredado en nada de lo que se es, se tiene o se encuentra por el camino –«ni eso ni esotro», dirá repetidamente–, sino que hay que andar superando la primera capa de todo, que es «el sentido» y dejarse mover por algo más profundo, «el espíritu».
Pero añade, enseguida, algo capital: el ser humano «ha de ir con todo a Dios». Ese todo incluye el mundo de los afectos y de las inclinaciones personales y, a la vez, toda la racionalidad de la persona. La gran capacidad humana de discernir y aprender, de descubrir y lograr, de pensar. Esa valía que le hace decir que «un solo pensamiento del hombre vale más que todo el mundo». Ambas cosas han de ir ordenándose en la persona y ambas son necesarias.
Juan no ata, ni por un lado ni por otro. Entiende que cada quien debe recorrer el camino «según su modo y caudal de espíritu». Sabe que la cosa mística no es un asunto de esquemas y estudios, sino una cuestión de comunicación. Un Dios que «está escondido en lo íntimo del alma», que siempre se comunica y se adelanta en la presencia y en el amor. Y un ser humano que tiene «capacidad infinita» para relacionarse con Él, para adentrarse en el misterio y para realizar la plenitud de vida compartida.
Si la experiencia mística es una experiencia de comunicación y para ello, lo necesario es armonizar y conjugar bien todo y andar con fe, ¿por qué, entonces, reclama Juan con tanta fuerza, atenerse a «la razón y doctrina evangélica»?
Es porque ha visto cuánta confusión hay en gentes buenas y espirituales. Unos porque piensan que «a pura fuerza y operación del sentido, que de suyo es bajo y no más que natural, pueden venir y llegar a las fuerzas y alteza del espíritu sobrenatural» y otros porque «tienen tanta paciencia en esto del querer aprovechar, que no querría Dios ver en ellos tanta».
Si al maestro místico le preocupó la insensibilidad para el misterio, que es –en definitiva– vivir como en letargo, anestesiados para el amor y entumecidos de corazón, todavía le preocupó más que, al despertar, se perdiera la razón, el espíritu de discernimiento y contraste. Porque entonces el ser humano se incapacita a sí mismo para crecer.
Por eso reclama: «Nos habemos de aprovechar de la razón y la doctrina evangélica… y en todo nos habemos de guiar por la ley de Cristo hombre»; y recuerda que «no quiere Dios que ninguno a solas se crea para sí las cosas que tiene por de Dios», debe compartirlas con otro igual para comprender mejor la verdad y no caer en el autoengaño.
Así intenta Juan recuperar al ser humano completo y ayudarle a vivir desde lo mejor y más profundo de sí. Es a esa persona iluminada y restablecida, a la que le puede insinuar la experiencia mística de Jesús y decirle: «¡Bienaventurado el que, dejado aparte su gusto e inclinación, mira las cosas en razón y justicia para hacerlas!».
Para mirar con razón y justicia –dirá el maestro– hay que limpiar los ojos y estos «se limpian e iluminan solo con amor». Por eso añade que, decir «bienaventurados es tanto como decir "enamorados", pues que la bienaventuranza no se da por menos que amor».
Es una experiencia profunda que echa raíz en el evangelio y sube hasta las cimas humanas. Y será una experiencia mística con mil modos diferentes de realizarse, sublimes y ordinarios, pero Juan la liga, en todo caso, a las bienaventuranzas evangélicas: a tratar a los demás como se quiere ser tratado, para echar raíces, y a llegar a la cima como decía Jesús:
«Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, ofrécele también la otra; a quien te quite el manto, no le niegues la túnica. Da a quien te pida, y a quien te lleva lo tuyo, no se lo reclames».
¿Qué vivencia del misterio puede alumbrar semejante modo de vivir? ¿Qué luz tan clara puede inundar la razón humana para ver así? ¿Qué experiencia mística podría ser más profunda?... 

Dejá tu opinión! vale mucho! gracias!

Póstrate con fe ante Dios, y deja yá, ya está...El lo hará...

Lo que no puedas resolver hablando,
hazlo orando,
lo que no puedas solucionar de pie,
hazlo de rodillas.
Porque Dios hará por ti
lo que tú no puedas hacer...

Amén! Aleluya!



Dejá tu comentario...o tu oración!
Bendiciones!!!

Buena fórmula! Ante cualquier duda consulta el "Médico" que está en la Cruz...



Bendiciones y felicidad para todos!
Ama en el amor que te dá Cristo
y sé feliz! Amén Aleluya!

Dejá tu comentario, muchísimas gracias!

25 de octubre de 2014

Familia

Medjugorje-Bosnia Herzegovina...viva la Gospa!

Mensaje de la Virgen en Medjugorje 25 de octubre de 2014 en Bosnia Herzegovina.
“Queridos hijos, oren en este tiempo de gracia y pidan la intercesión de todos los santos que ya están en la luz. Que ellos sean un ejemplo y un estímulo día tras día en el camino de su conversión. Hijitos, sean conscientes que su vida es breve y pasajera. Por eso anhelen la eternidad y preparen sus corazones en la oración. Yo estoy con ustedes e intercedo ante mi Hijo por cada uno de ustedes, especialmente por aquellos que se han consagrado a mí y mi Hijo. ¡Gracias queridos hijos míos por haber respondido a mi llamado!”

 

Amén! Amén! Amén!
Bendita seas Madre, aquí estamos!!!

24 de octubre de 2014

Quién entrará al Reino de los Cielos?


Quien ama obedece, quien no ama no obedece.
Quien ama guarda los mandamientos. Para Jesús cumplir los mandamientos es parte esencial del amor.
Cumplir los mandamientos es poner el amor en práctica.
Juan 14:21 "El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama.»
I Juan 2:3-4 "En esto sabemos que le conocemos: en que guardamos sus mandamientos. Quien dice: «Yo le conozco» y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él."
"No todo el que diga :Señor, Señor', entrara en el Reino de los Cielos sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial" (Mt 7, 21).
 
 
 
Dejá tu comentario, gracias!

Lo dijo, lo escuchamos...lo practicamos?



 imagenes de dios

Respetemos su Palabra!
Amén!

Podés dejar tu comentario y compartimos!
Gracias! Bendiciones!!!

23 de octubre de 2014

Lucha contra el aborto



 ¡Lo de la lucha contra el aborto va enserio, no podemos seguir con los brazos cruzados es hora de pronunciarnos por los no nacidos!

Dejá tu comentario, muchas gracias! Bendiciones!

Amar sinceramente a Dios...

Cuando un alma ama sinceramente a Dios, no debe temer nada en su vida espiritual. Que se someta a la influencia de la gracia y que no ponga límites a la unión con el Señor. Santa Faustina Kowalska.

 

22 de octubre de 2014

Consejos a los matrimonios que quieren ser santos

 Consejos a los matrimonios que quieren ser santos


De la Carta del Apóstol San Pablo a los romanos (12,9-12): Que vuestra Caridad no sea una farsa; aborreced lo malo y apegaos a lo bueno. Como buenos hermanos, sed cariñosos unos con otros, estimando a los demás más que a uno mismo. En la actividad, no seáis descuidados; en el espíritu, manteneos ardientes. Servid constantemente al Señor. Que la esperanza os tenga alegres; estad firmes en la tribulación, sed asiduos en la oración.
  1. En primer lugar tomad conciencia de que el Santo Matrimonio no es cosa vuestra. Es Dios el que os necesita unidos para hacer un gran bien en este mundo. Es Dios el que cuenta con cada uno de vosotros y por ello nunca os faltará su gracia para vivirlo conforme a los planes que Dios tenga para vosotros. No sois dos, sois tres. Y Dios es el centro. Siempre que lo quitéis del centro, el mundo se pondrá en su lugar y vuestro Santo Matrimonio peligrará.
  2. El contraer Matrimonio es una llamada que Dios os hace a la SANTIDAD. Es decir, una gran responsabilidad. Tenéis que ser desde vuestro matrimonio luz del mundo y sal para la tierra. Vuestro mundo y vuestra tierra en primerísimo lugar será vuestro hogar, los hijos… Los que se acerquen a vuestro hogar tienen que llevarse la luz de Dios, vuestra oración, el amor, el perdón… Tenéis que ser TESTIGOS de Cristo muerto y resucitado.
  3. Para ser un matrimonio Santo es importantísimo que seáis un hombre y una mujer de oración, personas profundamente metidas en el Corazón de Cristo. Y personas profundamente acostumbradas al sacrificio, a la abnegación, al saber bajar la cabeza, saber ceder por el otro, saber bajar la cabeza por que haya paz en el hogar. Evitar siempre la división del hogar. El demonio siempre quiere cargarse la unidad familiar, por ello luchad por ella con uñas y dientes.
  4. Sed muy transparentes el uno con el otro, no guardaros nada. Todos somos humanos e imperfectos. Nunca escandalizaros por las meteduras de pata que ha podido hacer el otro. En las mismas circunstancias cualquiera podría haber caído también. Hay que saber perdonar y esperar. Cada uno tiene su tiempo de maduración, de darse cuenta de las cosas. Hay que tener MISERICORDIA ante las pobrezas del otro. Por ello NO TARDAR en buscar un padre espiritual para vuestro matrimonio, un sacerdote de buena doctrina que os ayude a crecer, a madurar y a ser mejores cristianos; y que lo tengáis disponible para confesaros en cualquier momento que lo necesitéis.
  5. Ponte muchas veces en el lugar del otro. No pienses solo en ti. Piensa en las necesidades del otro antes que en las tuyas. Cada uno tiene que ser el último para que el matrimonio sea feliz. Y estad siempre dispuestos a cargar con las cargas del otro.
  6. Confesaros con un sacerdote como muy tarde una vez al mes, y si podéis todas las semanas mucho mejor. En la Confesión Dios derrama una gracia muy especial y da os da luz y fuerza para caminar por el bien.
  7. Compartid juntos un paseo, una película en el cine, una cena, una conversación… Pero solos. Cuando tengáis hijos dejadlos de vez en cuando con los abuelos o con unos buenos amigos. Tened tiempo para vosotros. Interesaos por vuestras cosas. Vuestras luchas, vuestras ilusiones, vuestros sufrimientos, vuestras alegrías… es muy importantes que las compartáis. En el matrimonio hay que hablar mucho. Cuando se deja de hablar de lo que llevamos dentro el amor se debilita. En cambio la ilusión por sorprender al otro, por saber que le gusta, que le ocurre… Es buena tierra para un Matrimonio Santo.
  8. Estad muy unidos por la fe. Y nuestra fe se alimenta de muchas maneras, pero especialmente en la Santa Misa Dominical. No faltéis nunca juntos a la Santa Misa, y sentaros juntos. No haced como esos matrimonios que ya no se quieren y se sientan cada uno en una esquina de la iglesia. Vosotros juntos. Para juntos alimentaros de la Palabra y de la Eucaristía.
  9. Todas las mañanas de rodillas ante Dios, haced la señal de la Cruz y poned vuestra familia bajo la protección de la Trinidad Santísima. Besad el suelo y decid: Serviam (Te serviré Señor). Haced el ofrecimiento de obras. Y pedid el auxilio de la Virgen y el acompañamiento de vuestros ángeles de la guarda. Poneros agua bendita.
  10. Que no haya una noche que os vayáis a la cama sin daros un beso, hacer examen de conciencia y rezar tres Ave María en Cruz que son prenda de salvación eterna y además lo ofrecéis por la Pureza, la conversión de los pecadores y la Salvación del mundo. Y no os vayáis nunca a dormir enfadados. Antes de ir a dormir todos en el hogar deben estar Reconciliados y en la Paz del amor. Rociad la cama y vuestras frentes con agua bendita.
  11. Es muy importante que al menos una vez a la semana vayáis juntos al Sagrario, y allí de rodillas frente al Señor, postrados ante Dios, pedid que se fortalezca vuestro matrimonio, pedidle perdón por si no le estáis dando toda la gloria que tenéis que darle con vuestra unión, encomendad a vuestros hijos, a vuestras familias… Y terminad con esta oración: Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la Conversión de los pobres pecadores. Te pido en especial: Por el Papa y sus intenciones, por nuestro Obispo y sus intenciones, por todos los hogares de Marismillas, por nuestro párroco y sus intenciones…Y tras rezar un ratito, llevaros vuestros nuevos testamentos (de la misma edición) y leed al menos un capitulo abierto al azar.
  12. Todos los Domingos al atardecer ante un pequeño altar en vuestro hogar donde haya una Biblia, un Crucifijo, Agua Bendita y una fotografía de la Virgen, haced vuestra consagración y la de toda la familia al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María. Invocad al Espíritu Santo sobre vuestro hogar. Y pedid la protección de la Santísima Trinidad sobre vuestra familia. Los sábados rezad juntos frente a la fotografía de la Virgen una Salve.
  13. Cada día rezad del Santo Rosario en familia. Este será el arma más poderosa para vuestro matrimonio y vuestra familia. El demonio os tentará con mil líos, problemas, cansancio… Pero ahí os lo jugáis todo. Aunque sea un solo misterio, ni un día desde que os caséis dejad de rezar el Santo Rosario.
  14. Recordad que lo más importante en el hogar es la unión del matrimonio. Si vosotros no os queréis vuestros hijos no serán felices, si vosotros no os perdonáis vuestro hijos no serán felices…Vuestros hijos tienen que ver que os amáis, que os dais un abrazo de vez en cuando, que tenéis palabras de respeto y cariño entre ustedes, que os preocupáis el uno del otro. No martiricéis a vuestros hijos con la frialdad. Los pollitos tienen que crecer en el calor del hogar, y el calor del hogar es el cariño, la comprensión.
  15. Que nunca os vean vuestros hijos mentir, hablar con brusquedades, decir palabras feas… Vosotros seréis los maestros de vuestros hijos, y si no sois buenos maestros creareis pequeños monstruitos llenos de odios y rencores. Si os ven perdonar ellos perdonaran, si os ven amar ellos amaran… Y nunca pongáis a los hijos en contra del otro, eso es una locura que trastorna a los niños. Los padres tienen que ser una sola educación, una sola directriz, un solo plan… Las deliberaciones en la intimidad. A los hijos razones claras y firmes.
  16. Nunca hablad con vuestras respectivas familias de vuestros problemas o situaciones matrimoniales, ni con los amigos. Las cosas del matrimonio y el hogar, en casa se queda. Si no, luego corre peligro la unión del matrimonio con el resto de familia y amigos. La familia y los amigos son para quererlos no para desahogarnos con ellos sobre los problemas de la intimidad del hogar. Tened un padre espiritual que os ayude en los problemas.
  17. Sed un matrimonio generoso. No pongáis medios anticonceptivos en vuestra relación conyugal, que eso pone muy triste al Señor. Asesoraros sobre los medios naturales. Y además, Dios bendice a las familias con cada hijo que llega. No tengáis miedo, sed valientes y Dios os recompensará. Nunca os faltará lo necesario. Rezad y ofreced muchos sacrificios para que se dejen de cometer los abortos, que son crueles asesinatos que dañan mucho el corazón del Señor y la Virgen.
  18. La Salvación de vuestro hogar se juega en gran parte en que seáis un hombre y una mujer de Dios, nunca dejéis de rezar por la conversión de cada uno de los que formáis el hogar.
  19. Que siempre crezcan vuestros hijos sabiendo que sus padres ejercitaban la caridad con los más pobre, los enfermos… los más débiles. Bendecid siempre la mesa antes de comer: SEÑOR BENDICE ESTOS ALIMENTOS Y A QUIENES LOS HAN PREPARADO, DALE PAN A LOS QUE TIENEN HAMBRE Y DANOS HAMBRE DE TI A LOS QUE TENEMOS PAN. POR JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR. AMÉN.
  20. Sed positivos, alegres. No critiquéis. Amad a vuestros enemigos y perdonadlos con el perdón del Señor.
  21. En la circunstancias difíciles, cuando las cosas cuestan sacrificio… Ofrécelo al Señor y a la Virgen: Oh Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por las benditas almas del purgatorio, por la santidad de los sacerdotes, por las familias cristianas y en reparación por los pecados cometidos contra tu Sagrado corazón y el Inmaculado Corazón de María.
  22. Cuando nos faltan las fuerzas para llevar a acabo algún trabajo, alguna penitencia, alguna abnegación: POR TU GRACIA SEÑOR Y CON LA FUERZA DE TU ESPÍRITU SANTO… Que yo pueda hacer tal cosa, que yo pueda soportar esa otra…
  23. Recordad que cada día en esta tierra nos estamos jugando el cielo o el infierno, no tenemos más tiempo que el que pasemos en esta tierra para decidir donde pasaremos toda la eternidad.
Padre Francisco Javier Domínguez